domingo, 28 de septiembre de 2008

Simple, pero no tanto

Vivimos en un momento en el que todo es, a la vez, simple y complicado. Simple por que casi todo está al alcance de la mayoría, que lo ha convertido en cotidiano y complicado por que cada vez las cosas cotidianas son menos simples.

Un ejemplo es esta misma plataforma desde la que me expreso.

Casi cualquiera tiene un blog (y si no tienes un blog parece que no eres casi nadie) y todos lo ven de lo más normal. Es algo simple de utilizar, las herramientas necesarias para gestionarlo están al alcance de cualquiera que sepa poco más que leer y escribir.

En cambio la tecnología necesaria para que existan los blogs es cualquier cosa menos sencilla: los ordenadores personales, los servidores, Internet, los programas, la seguridad, los protocolos... Pero los usuarios habituales (o el común de los usuarios) ni los conoce ni le importan. Ni siquiera los usuarios especializados en Informática (que deberían saber de que va esto) abarcan todas las tecnologías que permiten que los blogs existan (vale seguro que hay unos pocos que si saben mucho, pero ya está).

Y luego está el tema de la divulgación de noticias, pensamientos, emociones... que se expresan en los blogs. En unos minutos escribes una parrafada que publicas y en segundos ya la puede leer cualquiera desde cualquier lugar del mundo, y además hasta te responde y su respuesta queda para que otros la lean y se unan a una cadena de parrafadas. Lo cual me parece muy bien y es un método muy simple para comunicar lo que pensamos y mantenernos informados y...

Y todo para que al final lea tu opinión, noticia o comentario tu vecino, tu amigo, tu primo, tu padre, tu hermano, tu hijo o tu conyuge. Y eso es un acto de comunicación complicado. Normalmente es más sencillo acercarte a él (o ella) y decirle lo que tengas que decirle...

¿O no?

1 comentario:

Eos dijo...

También es una válvula de escape, en el blog puedes poner todo eso que quieres decir y nadie parece dispuesto a escuchar.
Enhorabuena por tu blog. Te enlazo ;-)