miércoles, 21 de octubre de 2009

Cuéntalo, Escríbelo, Pásalo

El sábado pasado, 17 de Octubre de 2009, fuimos toda la familia y otros amigos, a Madrid a la manifestación por la vida. Ya todo el mundo ha contado lo buena que fue esa manifestación, la cantidad tan inmensa de gente que acudió, las repercusiones socio-políticas...

Pero, gracias a Dios, pasaron muchas otras cosas que si los protagonistas no las cuentan quedarán ocultas para siempre.

Al volver hasta donde habíamos dejado el coche, tomamos el metro y nos encontramos con un señor mayor, quizá de unos 70-75 años, que vió que, como él, veníamos de la manifestación y se atrevió a hablarnos. Por su forma de hablar José, un amigo, le preguntó que si era "poeta" y él le dijo que había compuesto como 5000 y ¡que se los sabía de memoria!, bueno ya se le iba olvidando alguno, terminó diciendo.

Nos recitó 3 ó 4 en el tiempo que duró la espera del metro y el trayecto de apenas 4 estaciones (no soy crítico literario ni nada parecido, pero me gustaron, por la rima y la temática).

La pregunta lógica que nos surgió es que si las había publicado, o al menos escrito.

Nos contestó que NO. En aquel momento pensé que era una lástima, pero ahí quedó el asunto.

Al día siguente, estaba invitado por mis amigos a una celebración muy especial en Pozuelo de Alarcón, en el Santuario de Schoenstatt. Era el 40º adniversario de la consagración de dicho santuario. Bueno mi camino como católico, consciente de lo que significa, tiene una andadura de varios años mucho más flojos y muchos menos de los que yo quisiera, pero eso ya no se puede cambiar. Así pues María, Jesús, Dios, y las personas que allí estaban hicieron del momento un acto que ha marcado mi vida y que espero siga haciendo mella en mí siempre.

Bien cada vez que me dedico a una tarea "rutinaria" mi mente se evade de la tarea y, con mucha frecuencia, aprovecho para hacer oración, hoy me acordé de este señor, del que no he vuelto a saber nada (por supuesto y por desgracia), pero me dí cuenta de que lo mismo que él estaba haciendo yo. Y eso ahora ya no puede ser.

Así que, entre otros utilizaré este medio para compartir mi experiencia y mi fe y para animar a todos los católicos a que no se callen, que compartan su fe, su oración y todo lo que puedan con los demás.

Dios os bendiga.

4 comentarios:

Eos dijo...

Me ha emocionado muchisimo esta entrada y me parece una grandisima idea la que has tenido.
Te amo ;-)

EPA dijo...

Es curioso las vueltas que da la vida. Ese domingo Diego, otro amigo reciente pero grande, me dió un librito con una novena para "jóvenes" en la que se cuentan vivencias del padre Kentenich y su mensaje para los "jovenes". Como es natural mi esposa y yo empezamos la novena ese mismo día en el rato de oración conjunta que tenemos todas las noches. Cada noche leemos "un día" nada más. Ayer, oor la noche, horas despues de esta entrada, tocó el cuarto día con el título "Ahora", cuyo tema era precisamente tomar una decisión y ser consecuente con ella.

Me alegro de por una vez haber hecho algo importante y bien, sin que nadie me lo haya sugerido aunque haya sido por los pelos.

Gracias Diego y Sus.

Anónimo dijo...

Epa, me ha encantado y emocionado todo lo que has vivido este fin de semana, que suerte haberlo echo juntos, Que la Mater os protega siempre, NADA SIN TI, NADA SIN NOSOTROS.
Jose

EPA dijo...

Gracias por vuesto apoyo a todos los que lo habéis leido (aunque no hayais comentado). Sigo adelante.