sábado, 2 de junio de 2012

Catequista a los 4 años

Anoche, mientras volvíamos a casa en el coche, toda la familia junta, sucedió algo imprevisto y sorprendente. No sabemos por qué, pero nuestra hija Eva, que cumplió 4 años el lunes pasado, nos dijo lo siguiente:
-Le duele la frente...
-¿Te duele la frente, Eva?
-No, le duele la frente porque tiene un círculo.
-¿A quién le duele la frente, Eva? -preguntamos.
-A Jesús... y le duele mucho.
Y se clavaba los dedos en su frente.
-Y no puede andar... Y se cayó... Y tiene una cruz... Y le quitaron el vestido... Y ya no tiene vestido...
-Y ¿quién hizo eso? -volvimos a preguntar.
-Los malos, la gente... Y roja y marrón...
-Roja y marrón ¿qué? -esto no parecía tener sentido.
-La cara en la ropa...
¡Bendita sea La Verónica!
Luego siguió:
-Había dos malos con él, una cara mala y una cara buena...
No conseguimos que nos contara mucho más, pero ella estaba preocupada. Hasta que llegamos a casa.
-Y lo tumbaron y le pusieron un vestido guapo...
Entonces cambiamos de tema y le preguntamos que qué tal la función, pero ella terminó:
-Perdón Jesús...
No sabemos de dónde sacó esta información, el lunes procuraremos enterarnos en el colegio. Están preparando una función, pero ella hace de ficha amarilla del parchís...
Entonces le enseñamos imágenes de Jesús resucitado o de Jesús de bebé y le dijimos que al final había "vencido" a los malos y que nos quería mucho.
Antes de acostarse suele rezar el "Jesusito" y un "Padrenuestro" o un "Ave María", pero ayer, por "circunstancias" estuvo en el rato de oración de la familia y dijo:
-Jesús, yo no quiero que te pongan un círculo, que yo soy buena...
El que tenga oídos para oír que oiga.

1 comentario:

Eos dijo...

Asi tal cual fue. Sorprendente